sábado, 4 de diciembre de 2010

El Modo de Producción Asiático

Cuando una persona se inicia en el estudio del Marxismo, en mayor o menor profundidad, uno de los elementos básicos del mismo es el Materialismo Histórico. Marx clasifica los diferentes estadios de la Historia en función de su sistema económico o su Modo de Producción. De éste modo, podemos diferenciar cuatro grandes episodios:

  • Comunismo Primitivo: vinculado a las sociedades tribales y caracterizado por la propiedad común de los medios de producción.
  • Modo de Producción Esclavista: caracterizado por la esclavitud de una parte de la población, que sirve de sustento a la producción. La explotación es total y se realiza a través de la propiedad privada sobre el propio individuo, expropiando su propia persona.
  • Modo de Producción Feudal: caracterizado por la Servidumbre. Los señores feudales expropian los excedentes de producción, a través de impuestos de todo tipo, de modo que únicamente dejan al campesino lo justo para vivir (y no siempre). Podríamos considerarlo como un nuevo modelo de esclavitud indirecta.
  • Modo de Producción Burgués: caracterizado por el desarrollo del Capitalismo y el Trabajo Asalariado, donde el capitalista expropia la plusvalia generada por el trabajador a través de los mercados. Se trata del último gran modelo de "esclavitud".
Si bien otro dia explicaremos más detenidamente todos éstos modelos de explotación del hombre por el hombre, hoy queremos centrarnos en otro modo de producción definido por Marx y que a menudo pasa desapercibido. Nos referimos al Modo de Producción Asiático, que Marx atribuye a sociedades Orientales, pero que puede exportarse a otras sociedades. Se trata de un modelo de "esclavitud general", donde el pueblo es explotado por el Estado o por la clase burocrática, poseedores de la propiedad de los medios de producción. Para Marx se trataba de un fenómeno localizado en Oriente, a caballo entre el modelo de explotación esclavista y feudal, que nace como una desarticulación del Comunismo Primitivo, englobándolo, por tanto, dentro de los modos post-tribales.

Sin embargo, algunos autores consideran que sociedades prehispánicas de América pueden responder a modelos similares. Pero lo que más nos llama la atención aquí es la aplicación de dicho concepto a la Historia, ya que genera dos problemas.

El primero de ellos supone el planteamiento de si existe unidad en el Proceso Histórico planteado por Marx o pueden existir distintas líneas de Evolución Histórica, y de ser así, si el planteamiento histórico de Marx se ceñiría únicamente al Mundo Occidental.

El segundo, expresado por Lenin en algunos de sus escritos (lo que demostraba su temor a que ésto sucediese) es la posibilidad de que la socialización de los medios de producción pudiese generar dos opciones:

  • El Fin del Capitalismo y el desarrollo del Socialismo
  • La extensión del Modo de Producción Asiático a todo el mundo.
En base a ésto, se produciría el desarrollo de un Estado, controlado por una clase burocrática, y que poseería la propiedad de los medios de producción, obligando a la población general a asumir unas relaciones de producción de esclavitud generalizada con el objetivo, no de liberar a la sociedad y construir el socialismo, sino de aumentar la riqueza del Estado y por tanto de la clase burocrática/funcionarial.

Teniendo en cuenta ésto, cabe preguntarse si la burocratización de la URSS responde a ésta problemática, si es probable que, en cierto modo, algunos aspectos de la URSS supusiesen una aplicación del Modo de Producción Asiático, tal y como temía Lenin. De ser así, las teorías de Trotsky acerca de la deriva contrarrevolucionaria de la burocracia soviética podrían tener su fundamento.

Cuanto menos, esta idea debe generar una reflexión sobre las dificultades inherentes en la implantación del Socialismo, y los peligros existentes en la organización del Estado Socialista, especialmente en lo que respecta a la burocracia y a su poder.

No hay comentarios: